Mentoring

Impulsando el potencial

10 marzo, 2020 _ Workflow

Guía rápida de Design Thinking: Innovación en acción


Guía rápida de Design Thinking: Innovación en acción

Design Thinking es una metodología usada por diseñadores e ingenieros para encontrar soluciones específicas a problemas complejos. Este método no está orientado al problema sino a la solución, ofrece un marco estructurado para alcanzar soluciones innovadoras, que impulsen crecimiento orgánico de una organización y añadan valor real para el usuario final.

Desarrollar un proyecto bajo esta metodología involucra el análisis, imaginación, intuición, y observación constante. Esto con el objetivo de descubrir necesidades no previstas en el contexto de un proyecto, crear un mapa de oportunidades activando la generación de ideas novedosas, exploración de escenarios, refinamiento y finalmente soluciones únicas e innovadoras.

Las 5 Fases del Design Thinking:

  1. Empatizar

Esta etapa apunta a conocer al público al que van a estar dirigidos los esfuerzos. Conocerlos implica no solo indagar sobre cuestiones relacionadas con un servicio, sino también sobre su vida diaria. Al momento de empatizar las herramientas son variadas, su uso dependerá de las necesidades de cada caso. Algunos ejemplos son: encuestas, entrevistas, estadísticas.

  1. Definir

Toda la información que se recabe permitirá descubrir una (o varias) oportunidades de mejora. Se deberá hacer una lista de prioridades para definir sobre cual se trabajará primero y cuáles en etapas siguientes. Utilizando los resultados de la etapa anterior se definen mapas de empatía, y definición de perfil de usuarios entre otros.

  1. Idear

Una vez que el equipo analiza la información y consigue definir las problemáticas en función de los usuarios, llega el momento de empezar a generar ideas. Se trabaja en imaginar soluciones creativas y una gran cantidad de ideas que luego serán filtradas para priorizar las más viables.

  1. Prototipar

El propósito de esta etapa es crear versiones reducidas y poco costosas del producto o servicio (o solo un fragmento), donde se apliquen las ideas surgidas de la fase anterior. Maquetas en papel, por ejemplo.

  1. Pruebas

Los prototipos se usan para ser probados con usuarios. Las conclusiones obtenidas a partir de ellos permiten iterar, es decir: empatizar aún más, perfeccionar las ideas, prototipar nuevamente y volver a probar para obtener soluciones que realmente respondan de manera acertada a la problemática de los usuarios.

El objetivo del Design Thinking es crear un mapa de oportunidades activando la generación de ideas novedosas, refinamiento y finalmente soluciones únicas e innovadoras.

Las claves del Design Thinking

Lo más valioso de esta metodología se encuentra en la empatía. Al escuchar y entender al usuario se conocen sus necesidades reales y se ofrecen soluciones reales. También están las iteraciones que permiten probar y re-trabajar las soluciones y pulir puntos que en principio se pudieron haber pasado por alto.

Un punto importante para lograr el éxito en la aplicación de este método es la integración de grupos multidisciplinarios con diferentes especializaciones y que aportan su conocimiento en una conversación colaborativa.

El proceso de Design Thinking ayuda a obtener perspectiva y considerar enfoques fuera de lo común que enriquecen el resultado final, creando soluciones sorprendentes que aportan a calidad y originalidad a cualquier desarrollo de tecnología digital.

Suma valor a tu empresa, en ISOL somos especialistas en innovación tecnológica.

Has una cita con nosotros dando clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0
color
https://isol.mx/wp-content/themes/swape/
https://isol.mx/
#0075b4
style1
paged
Cargando...
/var/www/vhosts/isol.mx/httpdocs/
#
on
none
loading
#
Sort Gallery
on
yes
yes
off
Correo Electrónico
on
off